"Para obtener resultados nunca antes logrados hay que usar métodos nunca antes utilizados"

 

El problema de los Combustibles en Argentina.

Debe subir el precio de las naftas?

Las expresiones presidenciales de los últimos días (Mar05) criticando la suba de precios de los combustibles por parte de Shell y Esso han despertado polémicas que ocultan la lucha de intereses y de poder entre tres jugadores circunstancialmente opuestos: (1) los productores de petróleo (2) Las empresas refinadoras y (3) el Estado Nacional.

Las empresas extractoras de petróleo quieren aprovechar la coyuntura internacional y obtener el mejor precio posible por su producto. Las empresas refinadoras pretenden mantener su margen de rentabilidad ya sea pagando más barato el petróleo o vendiendo más caro el combustible. Y finalmente, el Estado pretende mantener su recaudación tributaria sin que se le disparen los precios internos. En el medio del juego: los consumidores.

Los precios de todo bien comercializable son la resultante de una puja entre quienes lo ofertan y quienes la demandan. Y que en el corto plazo la conjunción de dos factores de mercado: (1) incremento de la demanda y (2) limitación de la oferta impulsa los precios del petróleo a la suba.

EL PRECIO DEL PETRÓLEO

El mercado atribuye a la mayor demanda generada por el crecimiento de la economía china que los precios internacionales del crudo alcancen valores sin precedente.

Así, el 17/03 ppdo., el barril tocó los US$ 57,60, su récord histórico para cerrar luego en US$ 56,10, luego de un período de 100 años el precio del barril de crudo evolucionó entre 1 y 40 US$,por barril, Este precio se mantiene aún en un nivel que provoca preocupación entre los ejecutivos refinadores de la Argentina, que ven dispararse los costos y no descartan futuros aumentos en los surtidores.

El techo de US$ 40 se transformaría en piso de ahí en más. Efectivamente, desde esa fecha hasta hoy el petróleo, alrededor de los US$ 56 por barril, subió casi un 40 %.

El Precio del Petróleo en Argentina.

Diversos acuerdos de precios fueron firmados por la Cámara de la Industria del Petróleo (básicamente Shell y Esso) y la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (Repsol-YPF, Petrobrás, etc. ) con el fin de fijar las pautas para fijar pecios en las compras internas de petróleo frente a las fluctuaciones de mercado.

A partir de mediados del 2004 con el barril de crudo encima de los US$ 40 se estableció como pauta que las compras de petróleo se realizarían al 75 % del precio internacional. El descuento del 25 % equivale a los derechos de exportación percibidos por el Estado en caso que los extractores decidieran exportar su producción

EL PRECIO DE LOS COMBUSTIBLES.

El Precio de los Combustibles en Argentina.

Con el precio del barril de crudo en US$ 40, las refinerías consiguen la venia del gobierno para elevar el precio de los combustibles.Pero, como dijimos anteriormente, el precio del petróleo subió alrededor del 40 % mientras que el precio del combustible se ha mantenido estable hasta la fecha.

Con una suba del petróleo de tal magnitud, es razonable que se ajusten los precios de los combustibles y otros derivados? Si esto fuera razonable, porqué Repsol YPF y Petrobrás no ajustaron sus precios?

A efectos de que el lector considere apropiadamente estos temas debemos recordar que Shell y Esso sólo se dedican en el país a las tareas de refinería por lo que deben pagar el petróleo a precio internacional, en tanto que Repsol YPF y Petrobrás son también productores, por lo que pueden demorar la suba de precios (asumiendo el consecuente costo de oportunidad) a efectos de evitar choques con el gobierno hasta tanto se defina claramente la tendencia de los precios internacionales.

La nafta Súper en Argentina resulta a los consumidores casi un 5 % más cara que su equivalente en el marcado americano, aunque significativamente inferior a la de los países europeos relevados.

LOS IMPUESTOS SOBRE LOS COMBUSTIBLES

Impuestos en Argentina

En nuestro país la venta de combustibles está alcanzada por los siguientes impuestos:

  • Impuesto sobre la transferencia de combustibles líquidos y Gas Natural ("ITC")
  • tasa sobre las naftas para infraestructura hídrica establecida por el Dto. 1.381/01,
  • tasa sobre el gasoil para la Construcción de la Red Vial prevista por el Dto. 976/01
  • Impuesto sobre los Ingresos Brutos

En estos términos la imposición en nuestro país ascendería al 46.1 % del precio pagado por el consumidor, siempre incluyendo el impuesto sobre los ingresos brutos.

Impuestos en USA..

Según los Informado por la "Energy Information Administration" (Administración de Información sobre Energía) del gobierno de los Estados Unidos de América, el componente tributario promedio a febrero de 2005 en su país sería del 23 % del precio pagado por el público

Dicho componente incluye los impuestos a nivel Federal y Estadual y no incorpora los gravámenes que pudieran establecerse a nivel Condado (County) o Ciudad

A MODO DE CONCLUSION

Los precios de las naftas en Argentina son levemente superiores (5%) a los pagados actualmente en el mercado americano, pero a diferencia de estos contienen el doble de carga tributaria (46.1 % en Argentina vs. 23 % en USA). Por su parte, los precios del petróleo resultan significativamente inferiores para las refinadoras argentinas que para las americanas, en razón del acuerdo entre productoras y refinadoras locales.

Globalmente, el combustible en USA y Argentina es significativamente más barato que en los principales países europeos, países que pagan el petróleo a precios internacionales y tienen una imposición superior a la americana

Volviendo a nuestro país, lo cierto es que el poder adquisitivo de la población Argentina es sustancialmente inferior a la del pueblo americano y/o europeo con lo que la incidencia del precio del litro de nafta en el "bolsillo" es proporcionalmente superior. Sería de muy difícil aceptación un incremento de precios sin que ello se traslade a precios o disminuya el poder de consumo de los particulares.

Si la rentabilidad de los participantes del negocio no es suficiente, y pecando de ingenuidad, se impone una revisión del nivel de imposición local a efectos de redistribuir el precio pagado por el consumidor trasladando recursos del Estado hacia los particulares.

Nuestros clientes y amigos pueden solicitar el informe completo al siguiente e-mail